Recorrer los jardines de Wicklow y Carlow

Powerscout

Si sois unos enamorados de la naturaleza en su estado más puro y, sobre todo, de los jardines y cómo la mano del hombre puede transformarla en los condados de Wiclow y Carlow disfrutaréis con todo lo que uno puede encontrarse. Por ello y si queréis dedicar dos días a conocer en profundidad sus zonas verdes os sugerimos una ruta que os llevará a conocer los mejores jardines de estos dos condados irlandeses.

Ambos se encuentran en la zona sureste dela Isla Verde y la distancia que hay entre ellos no alcanza los 200 kilómetros, por lo que puede realizarse sin mayor problema en coche. Es más, hay transporte público que la comunica, pero es mucho más cómodo hacerlo en un vehículo propio.

Sólo se necesita dos días, uno para cada condado, por lo que puede ser un destino de fin de semana. Así, nuestro recorrido comienza en Wicklow, más concretamente en los están considerados como uno de los mejores jardines de todo el país.

Se trata de los Powerscourt Gardens, de inspiración italiana y situados a los pies de la montaña Sugar Loaf. Powerscourt contiene una de las mejores colecciones de árboles y flores ornamentales de Europa: secuoyas gigantes, castaños enanos y una apabullante muestra de arbustos que compiten con las azaleas, magnolios y rododendros. Además, en su interior se encuentra la gran casa, que se puede visitar y donde se rodaron películas.

A poca distancia, en Ashford, se encuentran los Jardines de Mount Usher. Allí se puede disfrutar de flores exóticas, árboles y arbustos de todas las partes del planeta, que crecen en este bosque autóctono.

El recorrido continúa por el segundo condado más pequeño de Irlanda, Carlow, donde se puede disfrutar de su impresionante variedad de flores. Para disfrutar de este despliegue de color diríjase a Altamont Gardens, cerca del pueblecito de Balllon. Este espectáculo hortícola es el resultado de 250 años de trabajo, y es una fascinante colección de jardines ornamentales y deliciosos paseos que bordean el lago.

Después hay que tomar dirección hacia el sur, hacia la localidad de Clonegal, donde uno se encuentra con el esplendoroso castillo de Huntington. Huntington está lleno de singularidades que merecen ser disfrutadas con todo detalle y por ello se aconseja reservar varias horas para su disfrute. Es más que recomendable pararse a observar las palmeras que aparecen al final de la larga avenida de tejos, flanqueando la estatua barroca, y dando al conjunto un ambiente de palacio árabe, más que de fortaleza irlandesa.

Foto Vía Leomartiorg

Tags: ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top