La prohibición de fumar en Irlanda

Cigarrillo

Quisiera hacer mención a uno de los temas más importantes en salud. Hoy en día se considera que el cigarrillo no solo es perjudicial para la salud sino que además el hecho de que diversas personas lo hagan en determinados sitios puede llegar a afectar los pulmones del compañero que tienen al lado o dentro de un mismo ámbito. (bar, café, restaurante, discoteca, etc.).

Es por ello que hoy decidí hablar en lo que respecta al tabaco en Irlanda. Muchas de las personas que viajan año tras año se preguntan acerca de éste, sobre todo lo que más les puede llegar a preocupar es saber en qué sitios van a poder fumar un cigarrillo, si los hoteles cuentan con este permiso en sus habitaciones y por qué no, en la vía pública.

Es de esta manera que comenzaré comunicándoles que Irlanda en el año 2004 se ha convertido en el primer país dentro de Europa donde está completamente prohibido fumar en lugares públicos. Esto quiere decir que no hay espacios para fumadores en bares y restaurantes dados que según informó el Gobierno de Dublín “permitir esto no correspondería a una medida práctica”.

Claro que en un principio esta clase de lugares tan recurridos por turistas y habitantes rechazaron la prohibición, pero finalmente han comprendido la gran ventaja de poder evitar enfermedades terminales siempre y cuando entre todos colaborasen.

Según cifras del Ministerio de Salud en Irlanda, un 70% aproximadamente de los habitantes del país no son fumadores y sin embargo, se ven expuestos día tras día a los efectos del tabaquismo pasivo que sin lugar a dudas, tiene enormes riesgos en lo que respecta a la salud.

Hasta ese año solamente estaba prohibido fumar en oficinas estatales, organismos públicos, centros y áreas educativas, supermercados y áreas de cocina de bares y restaurantes, medios de transporte públicos y sus estaciones y todo tipo de centros médicos, además de cines, teatros y museos públicos, peluquerías, centros deportivos cubiertos y zonas de juego de las boleras.

Los únicos sitios que cuentan con el permiso de fumar son las prisiones y centros de detenciones policiales, hospitales psiquiátricos, residencias en universidades y conventos religiosos  por último, habitaciones de hoteles y pensiones.

De esta manera, lo que se pretende en todo momento es introducir en la conciencia de cada persona que desee prender un cigarrillo el derecho a respirar en un ambiente sea de trabajo o público más saludable y sin humos.

Espero y es mi deseo que cada fumador tome conciencia que el tabaco es sumamente perjudicial para la salud, no contribuye en absolutamente nada al estado físico saludable y por supuesto, acorta la vida a niveles abismales.

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top