- Sobre Irlanda - https://sobreirlanda.com -

El faro de Hook, el más antiguo Irlanda

El post de hoy va sobre curiosidades. Los irlandeses son únicos y peculiares en muchos casos, pero también las propias instalaciones y edificaciones que se extienden a lo largo de toda la Isla Esmeralda. Así que prepararos para la pregunta: ¿dónde se encuentra el faro que sigue funcionando más antiguo de Irlanda?

No me vale que digáis que Irlanda, que eso sería muy fácil, es preciso atinar más. Bueno, pues si aún no lo sabéis, deciros que se encuentra en el condado de Wexford.

Se trata del faro de Hook y procede de la época medieval. Sirvió para guiar a los marineros y regular el trafico naval desde el siglo XIII, siendo el único que se mantiene hoy en día en pie que provenga de la época medieval. Cuando el faro se automatizó en 1996 y no hacía falta vigilantes residentes, se decidió celebrar su originalidad con su apertura al público.

A este faro también se le conoce como el de San Dubhán, que fue una pila o cesto de materiales combustibles ardiendo y amontonados en el interior de un receptáculo de piedras, allá por el siglo V. En aquel entonces en la zona habitaba una comunidad de monjes que dirigía Dubhán. En el año 710 construyeron un edificio que en irlandés antiguo quería decir ‘anzuelo’ (hook). Se trata de una torre sobre la que seguía manteniendo siempre encendida la hoguera para guiar a los navegantes en su entrada al estuario de Wexford.

En siglo XII fue cuando un noble normando ordenó construir en ese mismo punto una torre nueva y mayor que era a la vez fortaleza y faro. Los monjes siguieron manteniendo el fuego encendido en su parte alta hasta le rebelión contra Inglaterra en 1641. 26 años más tarde reanudó la actividad y así ha llegado hasta nuestros días.

La torre tiene 36,3 metros de altura, formada por dos niveles comunicados por una escalera de 115 peldaños adosada a la pared. El primer nivel tiene un diámetro de 13 metros sobre cuya base se distribuyen tres plantas, cada una con su bóveda y sus chimeneas original del siglo XIII. La chimenea original se sustituyó por un farol y, desde 1972, funciona con electricidad.

Igualmente han evolucionado los sistemas contra la bruma. Primero se utilizaba el tañido de las campanas, después disparos de cañones y descargas de explosivos. A partir de la década de los 70 se empezó a utilizar un emisor de aire comprimido al que siguieron señales eléctricas contra la niebla.

Foto Vía BlueStarDrop