Hezlett House, una casa anclada en el siglo XVII

hezlett house

Hezlett House es considerada la casa más antigua de Irlanda. Se encuentra ubicada en el condado de Londonderry y su construcción se ubica en 1.690. Fue de los pocos hogares que consiguió sobrevivir al siglo XVIII y, además, mantenerse hasta nuestros días. Es por ello que ha sido rehabilitado y tratado con total esmero dado que forma parte de la historia del país.

Se ha trabajado para no sólo mantener este inmueble en buenas condiciones, sino para reconstruirlo tal y como debió haber sido en su día. No falta ni un sólo detalle, comenzando por el pintoresco techo de paja. La historia de la casa es contada a través de las experiencias de la gente que vivía allí y que se han reconstruido constituyendo un aula didáctica única para quienes quieran saber más sobre como era este país cuatro siglos atrás.

La vivienda mantiene la distribución de por entonces, con pequeñas y acogedoras habitaciones. La cámara, además, está decorada al estilo victoriano. Y para que la reconstrucción sea total no faltan tampoco los maniquíes colocados tal y como si fueran los habitantes de esta casa que conserva sus paredes exteriores pintadas de cal blanca y los mármoles del interior de la estancia.
casa tradicional de paja

Hezlett House cuenta con un programa de visitas guiadas a fin de explicar los aspectos propios del siglo XVII para que los visitantes entiendan mejor como era entonces Irlanda. Incluso, para los más pequeños, se organizan actividades complementarias con los que se trata de introducirles más aún en la historia de Irlanda.

La casa se encuentra ubicada en una finca que cuenta con una gran superficie verde. La localidad en la que se encuentra, Downhill, es eminentemente rural y se suceden las parcelas individuales con viviendas unifamiliares de una o dos alturas. Aún así, Hezlett House llama poderosamente la atención por su tejado de paja.

La mejor forma de llegar hasta ella es con un vehículo propio, dado que el transporte público lo más cerca que os puede dejar, en este caso el tren, es el Castlerock, a una milla de Hezlett House. Desde Belfast, en coche, está a menos de una hora. Así que si andáis por Irlanda del Norte es una visita que puede resultar interesante. El precio de las entradas es de 4,5 euros para los adultos, 2,25 libras para los niños y, en caso de un grupo de familia, el total es de 11,25 euros.

Foto Vía Conallob

Tags: , , , ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top