- Sobre Irlanda - https://sobreirlanda.com -

Colcannon, plato típico para fiestas irlandesas

Me han comentado unos amigos irlandeses, que la gastronomía en el país es inmensamente variada. Y no se equivocan.

Pues el abanico abarca desde las patatas (con gran contenido histórico por ser el alimento en momentos de hambre durante las épocas del régimen británico), el boxty, el estofado irlandés (preparado con zanahorias, cebollas y patatas), el coddle (unas exquisitas salchichas de cerdo y tocino), mariscos de todo tipo como los langostinos y por último, el colcannon (o calceannann en irlandés, cuyo significado es repollo de cabeza blanca), es un plato ingerido en fiestas tradicionales de Irlanda como el Día de San Patricio o en celebraciones de Halloween, cuyo acompañamiento son monedas en su interior.

Básicamente los ingredientes que vais a precisar son patatas, col (si os apetece) y mantequilla. Asimismo, el colcannon en Irlanda puede llevar ocasionalmente crema, leche o cebollas.

Desde hace muchos años, este plato fue ingerido por las personas de menores recursos económicos y hoy en día, aunque se lo encuentra cualquier carta de los restaurantes irlandeses, se lo considera como una buena opción para los vegetarianos (debido a que no lleva absolutamente nada de carne), acostumbrados a elaborarse su propia comida en casa.

Ingredientes:

Preparación:

– Lavar las patatas, pelarlas y cortarlas en cuartos. Añadirlas a una cacerola con agua caliente hasta llevar a ebullición durante 15 minutos. Colarlas y posteriormente, pisarlas con un pisa papas o tenedor.

– Por otra parte, cocer la col en agua caliente durante 10 minutos y luego, dejar escurrir.

– A continuación, derretir la mantequilla en una sartén, incorporar la col (picada en pequeños pedacitos), la cebolla picada y rehogar algunos minutos.

– Ahora bien, mezclar el puré de patatas, agregar la leche y salpimentar hasta observar una mezcla cremosa y por último decorar con perejil.

– Un consejo para que toméis en cuenta, es incorporar más cantidad de mantequilla a la preparación. De esta manera, el sabor será más suave, aunque las calorías aumentarán considerablemente. Un buen vino blanco y buen provecho!

Foto: timeinthe kitchen