Blaa, pan blanco típico de Waterford y su condado

Blaa, pan blanco tipico de Waterford

La primera ciudad fundada por los vikingos en el año 914 fue Waterford. Si bien hoy en día es la quinta mayor de la República de Irlanda, viajar hasta aquí es realmente un placer para más de un turista, no solo porque presenta importantes lugares de interés como la única Catedral Gorgiana neoclásica diseñada por John Roberts, el Ayuntamiento o el Bosque Faithlegg, sino también porque posee una amplia variedad de comidas, como por ejemplo el típico pan blanco Blaa.

De esta manera, el Blaa contiene una textura muy tierna, es de forma cuadrada y por lo general, está completamente cubierto de harina blanca. En el caso de Irlanda, este exquisito pan es servido en los desayunos junto con mantequilla o fiambres y lo más aconsejable es consumirlo en el día ya que pierde rápidamente su frescura.

Para finalizar y previamente a pasar a la receta del Blaa, so comento que el origen del mismo fue introducido en la ciudad a fines del siglo XVII y que su nombre procede del término francés “blanco”. Ahora si, tomen papel y lápiz y comiencen anotar los ingredientes.

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina 0000
  • 300 gramos de agua templada
  • 15 gramos de levadura fresca de panadero
  • 10 gramos de sal

Preparación:

– Para iniciar la preparación del blaa, debéis tomar un cuenco grande y disolver la sal en un poquito de agua. A continuación agregar la harina (previamente tamizada por un colador), la levadura (también previamente disuelta en otro poquito de agua) y el resto del agua templada.

– Comenzar amasar bien todos los ingredientes hasta que logréis una masa homogénea, suave y brillante.

– Enharinar una superficie amplia y lista y sobre ella, continuar trabajando la masa con las manos. Es de mi gran consejo golpearla y estirarla cada tanto para extraer todo tipo de aire de la misma. Cuando observéis que adquiera una elasticidad adecuada, tapar con un trapo húmedo y dejar reposar una media hora aproximadamente.

– Una vez pasado el tiempo, tomar la masa y amoldarla con forma cuadrada. Sobre la superficie realizar un par de cortes con un cuchillo o cutre y llevarlo a una bandeja para horno (previamente enharinada). Cocinar a temperatura de 240°C por unos 35 minutos. No olvidéis que, unos cinco minutos antes de quitarlo del horno, debéis esparcir por encima del mismo harina blanca.

– Ahora si, servir bien calentito en horas del desayuno.

Foto: Good Food Ireland

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top