Grace O’Malley, la gran pirata irlandesa

Grace OMalley

La historia de los mares es también la historia de los piratas y aunque en su abrumadora mayoría eran hombres lo cierto es que hubo algunos piratas mujeres y entre ellos también podemos contar un par de piratas mujeres irlandeses.

Sí, las mujeres y los niños no eran bienvenidos a bordo de una nave pirata y quien subiera a alguno de los dos estaba condenado a muerte según el Código del Pirata mismo. Entonces, vivas ellas, se disfrazaban de hombres y salían a la aventura.

Entre las mujeres irlandesas famosas está la pirata Grace O’Malley. Vivió en el siglo XVI, nació en 1530, en tiempos en que Enrique VIII era Rey de Inglaterra y en el que los señores irlandeses conservaban aún cierta autonomía. Después, con la conquista Tudor de Irlanda la situación cambiaría drásticamente. Su familia vivía en la Bahía Clew, condado de Mayo, y su padre era el cacique del clan Ó Máille, un clan de hombres de mar bastante importante.

Se cree que la joven pelirroja recibió una buena educación que después enriqueció de la mano de sus viajes. De su primer matrimonio tuvo tres hijos, una hija y dos varones y de su segundo matrimonio tuvo uno solo. Por supuesto, como a cualquier mujer que se animara a vivir a su antojo a Grace O’Malley la acusaron de promiscua por sus matrimonios y sus amantes a veces más jóvenes que ella. ¡Pero nosotros no seremos machistas! En fin, que como Grace provenía de una familia de hombres de mar ella ansiaba hacer lo mismo, viajar, estar en alta mar, comerciar.

Fue poco después de la muerte de su esposo que sus barcos comenzaron a detener a los barcos que pasaban por su parte de la costa irlandesa exigiendo impuestos y asesinando o robando en caso de que no hubiera entrega voluntaria. Se estaba convirtiendo en una pirata. Y pronto quiso más así que empezó a reclutar hombres y a asolar las costas escocesas. Barcos, castillos, pueblos costeros y otros clanes. Pronto su nombres se hizo popular y su riqueza aumentó pues a lo heredado por su padre, tierras y barcos y a lo heredado por su madre su sumaba su propio patrimonio.

Era una mujer de pasiones, de venganzas, y hasta tuvo un encuentro con la Reina Isabel I a quien fue especialmente a pedirle que liberara a sus hijos. Grace le llevaba a la reina solo tres años y parece que se entendieron pues el apoyo que la pirata daba a los rebeldes irlandeses y la piratería contra los barcos ingleses terminaron después de ese encuentro. La conversación fue en latín, así que ambas eran mujeres cultas, pero como sucede a veces no todo lo acordado se cumplió y pronto Grace volvió a las andadas.

Finalmente murió alrededor del año 1603, pero no se sabe bien dónde. Ese mismo año murió Isabel I también.

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top