La Constitución y el progreso de Irlanda

Irlanda bandera

Conocida como Bunreacht na Héireann en irlandés, la Constitución de Irlanda sienta los pilares legales sobre los que se asienta la vida en la República de Irlanda. La constitución irlandesa fue aprobada en referéndum el 14 de Junio del año 1937 por la Cámara del Parlamento (Dáil Éireann en irlandés) y ratificada el 1 de Julio de ese mismo año durante la celebración de un plebiscito. Finalmente, la Constitución es instaurada el 29 de diciembre del año 1937, con un gran apoyo por parte de los republicanos (Fianna Fáil o soldados del destino).

Poco tiempo después, el 1 de Abril de 1949, se crea y aprueba una nueva versión de la Constitución, que esta vez contempla la independencia del Reino Unido y la finalización de diversos contratos que anclaban a Irlanda a la política británica. Irlanda del Norte no llegó a formar parte de esta constitución, debido a las luchas fraticidas entre miembros del grupo terrorista IRA y las fuerzas británicas, aunque en el año 1985 los británicos concedieron a Irlanda del Sur la tarea de asesorar a Irlanda del Norte en temas políticos, papel que hoy en día sigue desempeñando con el favor de sus ciudadanos protestantes.

Una de las primeras tareas del gobierno de Irlanda del Sur fue la de recuperarse de su retraso en cuanto a productividad y desarrollo, tarea que llevó a cabo mediante un profundo sistema de reformas en lo tocante a economía y política. La adhesión a la Comunidad Europea había llegado en el año 1973, y su posterior integración a la Unión Europea en 1993.

Durante la década de los 90, Irlanda dio muestras de una gran capacidad para el desarrollo y el crecimiento, apostando por la tecnología. Por otra parte, también inició campañas con objeto de recuperar las antiguas tradiciones, casi extintas durante los 800 años de ocupación por parte de los ingleses.

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Top