El Castillo de Ross, en Killarney

Castillo de Ross

A orillas del lago Leane, en el condado de Kerry, se encuentra el Castillo de Ross, antigua residencia del clan O’Donoghue y una de las joyas del Parque Nacional de Killarney. Fue edificado a finales del siglo XV por el líder del clan, aunque sólo permaneció en manos de la familia hasta finales del siglo XVI, y estuvo entre los últimos castillos en sucumbir durante las guerras confederadas de Irlanda, siendo necesario para su conquista el apoyo de la artillería que llegó desde el río para su asedio.

La forma de su planta es rectangular, de gruesas paredes y dotada de puestos de vigilancia en sus esquinas, además de la pequeña muralla que la rodea en la que aun permanecen las garitas, aunque gran parte del castillo ha quedado en ruinas con los años, aun se pueden apreciar buena parte de las murallas externas y los barracones construidos al sur de la fortaleza durante el siglo XVIII.

Ya en el interior, nos encontramos con el lujo y el oropel del mobiliario familiar, trabajado en madera de roble y elaborado entre los siglos XVI y XVII. De hecho se encuentra en un magnífico estado de conservación ya que el castillo actualmente se utiliza como hotel, siendo un punto de partida excepcional para turistas que desean conocer la zona o pasar una temporada en un entorno de ensueño.

Además de la visita, durante los meses de verano también es posible darse un paseo en barca por el lago partiendo desde el castillo, incluso acercarnos a conocer la pequeña isla de Innisfallen, o recorrer la superficie del lago en busca del desaparecido jefe del clan O’Donoghue, de quien cuenta la leyenda que se vio arrastrado hacia las aguas junto con sus objetos más preciados. Según se dice, todavía vive en el fondo del lago, vigilando a quienes se acercan al lugar.

Foto vía: viajerosblog

Tags: ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Top