Leyendas sobre el nacimiento de Cú Chulainn

Cú Chulainn

Cú Chulainn es conocido como el Aquiles irlandés, un gran héroe mitológico. Concretamente el más famoso del ciclo de Ulster, un conjunto de escritos en prosa y verso que cuentan las aventuras y desventuras de los tradicionales héroes de los Ulaid.

Cú Chulainn, que originalmente se llamaba Setanta, es hijo del dios Lugh y Dectera, la hermosa hermana del rey del Ulster. Si bien es cierto que son muchas las leyendas que se asocian a este personaje desde su nacimiento, su formación como guerrero por la druidesa Skatsha o sus aventuras bélicas hasta su muerte, nos centramos en su nacimiento, momento en el que ya aparecen varias leyendas.

Una de las versiones más aceptadas es la que sitúa a Dectera como hija del rey del Ulster. En una ocasión, esta mujer acompañó a los nobles de Ulster a una gran cacería de aves mágicas.

Durante una fuerte nevada el grupo se vio empujado a buscar cobijo en una casa de campo. Allí, la mujer que les hacía de anfitriona se puso súbitamente de parto, siendo la joven Dectera testigo del nacimiento de un hermoso varón. Al mismo tiempo que la mujer dio a luz, la yegua de la casa se puso también de parto dando a luz dos potrillos. Tras estos acontecimientos todos descansaron durante la noche sin imaginarse en los extraños acontecimientos a los que se enfrentarían al día siguiente.

Al despertar, tanto los hombres de Ulster como Dectera se dieron cuenta de que la casa había desaparecido junto a la mujer, mas encontraron al pequeño niño y a los dos potros, así que Dectera, abordada por un fuerte sentimiento maternal , decidió llevarse al niño para cuidarlo; no obstante, la mala suerte pareció perseguir a la joven, pues al poco tiempo el niño enfermó y murió.

Tras este trágico acontecimiento aparece la figura del dios Lugh que se presenta frente a la mujer anunciándole que él mismo fue el anfitrión durante esa noche de tempestad. Dectera se sorprende muchísimo ante esta noticia, pero aun lo hace más cuando Lugh le informa de que ha introducido en su seno a su hijo, al que deberá llamar Setanta.

Si bien la mujer aceptó entonces esta misión divina, su embarazo se vio en el reino como un auténtico escándalo, pues la joven estaba prometida a Sualtam mac Roy. Finalmente la joven sufrió un aborto, debido quizá a las grandes presiones por parte de los nobles de Ulster que vieron el embarazo como una traición; sin embargo, al pasar la primera noche con su nuevo marido y quedar nuevamente en cinta, decidió llamar a su hijo Setanta. Quizás por ello el nacimiento de personaje entendió como una triple concepción, señal inequívoca de que este niño sería alguien muy especial.

Queda para la Historia que aquel pequeño niño llamado Setanta, acabaría por convertirse en un gran héroe, por cuyo seudónimo, sería conocido, Cu Chulainn, que, traducido, quiere decir en gaélico, “el perro de Culann” en clara alusión a aquel episodio en que, tras dar muerte al perro guardián del herrero Culann, Setanta se ofreció para salvaguardar su casa hasta tanto la cría del perro matado por él se hiciera mayor como para que ella misma hiciera de guardián.

Si quieres conocer otros episodios mitológicos de la historia irlandesa, estos artículos pueden interesarte:

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top