Las islas Aran, al oeste de la gran isla

Dun Aonghasa

Irlanda es una gran isla con una serie de pequeños archipiélagos a su alrededor, especialmente abundantes en la costa oeste. Uno de los más emblemáticos y conocidos es el de las Islas Aran, formado por tres grandes islas (y algunos islotes) situadas en la desembocadura de la Bahía de Galway.

La mayor de ellas, llamada Inishmore (en gaélico irlandés Inis Mór o Árainn), cuenta con una población aproximada de unos 800 habitantes, de los cuales la mayoría viven en pueblo portuario de Kilronan (Cill Rónáin), la capital de la isla. Inishmore es, sin duda la isla que más turistas atrae, sin abandonar por ello el talante tranquilo y relajado que reina en todo el archipiélago.

Uno de los puntos de interés principales es Dún Aengus, un fuerte de piedra situado en la cima de unos vertiginosos acantilados en la costa suroeste de la isla. No se ha llegado a un consenso sobre la antigüedad de este imponente muro de piedra, aunque su realización suele situarse entre los 1.000 y los 4.000 años a.C. Se dice que pudo ser  construido por una tribu prehistórica, los Fir Bolg, cuyo líder se llamaba Aengus, de ahí el nombre del fuerte.

Lo que si queda claro para todo el que lo visita es que sus 91 metros de altura sobre el nivel del mar no son aptos para corazones sensibles. Además, Inishmore cuenta con varios conjuntos de ruinas celtas y sobretodo de los primeros asentamientos cristianos, cómo por ejemplo la iglesia de Teaglach Éinne, al sureste de la isla, considerada el lugar más sagrado de Aran.

null

La segunda de las islas en tamaño (pero sin embargo la menos habitada) es Inishmaan (Inis Meáin en gaélico irlandés), situada en medio de las otras dos islas, con unos 180 habitantes, aproximadamente. Tal vez por la escasez de población, es la menos frecuentada por el grueso turístico y también la más tranquila. Probablemente estos factores son los que han propiciado que se convierta en todo un icono dentro de la cultura tradicional irlandesa y que en la isla se hable más el gaélico irlandés que el inglés.

A parte de sus fuertes prehistóricos y otros tipos de ruinas es conocida por su vinculación al dramaturgo John Millington Synge, que veraneó y encontró la inspiración en Inishmaan entre 1898 y 1902, en una casa de campo que hoy en día ha sido restaurada y abierta al público (Synge´s Cottage).

Por último, la menor de las islas, Inisheer (Inis Oírr o Inis Oirtheach en gaélico irlandés, con una población de unos 260 habitantes, es la más occidental. Cómo sus dos hermanas mayores cuenta con increíbles paisajes, acantilados, ruinas de antiquísimas iglesias cristianas, fuertes prehistóricos y posee además las ruinas de el castillo medieval de O´brien. Además atrae a una gran cantidad de estudiantes irlandeses que realizan estancias para aprender gaélico irlandés en un entorno dónde ésta es la lengua más utilizada.

Si vosotros también queréis «empaparos» del ambiente más rural e insular del país en vuestra próxima visita, lo tenéis muy fácil. Existen varias líneas de ferry  que van desde la ciudad de Galway, Rossaveal (en Connemara) o Doolin (en el condado de Clare) hasta alguna de las tres islas o en algunos casos hasta cualquiera de las tres (especialmente desde Rossaveal). También podéis acceder por aire desde Inverin (condado de Galway).

Tags: ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top